Te toma de la mano

by

de_la_manoLEA: Salmos 73
Con todo, yo siempre estuve contigo; me tomaste de la mano derecha. -Salmos 73:23

Uno de los gozos de estar con niños es tomarles de la mano. Lo hacemos para mantenerles a salvo al cruzar la calle o para evitar que se pierdan en medio de una multitud. Y siempre que tropiezan y pierden el equilibrio, los agarramos de sus manitas con mayor fuerza para evitar que caigan.

Eso es lo que Dios hace por nosotros. Es inevitable que haya piedras y grietas que nos hagan tropezar en las veredas de la vida. Esa es la razón por la que es fácil identificarnos. Todos enfrentamos una variedad de problemas que amenazan con hacernos tropezar. Para el salmista Asaf, ver la prosperidad de los malvados le hizo cuestionar la bondad de Dios. Pero Dios apretó su mano y le tranquilizó asegurándole que, dado el juicio de Dios, los malvados no prosperan en realidad. El salmista descubrió que la verdadera prosperidad se encontraba en el hecho de que Dios siempre estaba con Él: «Me tomaste de la mano derecha» (v. 23). Y sólo por si acaso, Dios le recordó que también le guiaría a lo largo de su vida y al final le recibiría en el hogar celestial (v. 24). ¡Qué bueno es eso!

Así que la próxima vez que tropieces, recuerda que la poderosa mano de Dios toma la tuya y camina contigo por la vida . . . ¡hasta llegar a casa! -JMS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: