Niños de Cartón

by
Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, no consientas. -Proverbios 1:10

Cuando Miguel comenzó a publicitar su compañía de letreros, no sabía lo útil que llegaría a ser su trabajo. Algunos de sus letreros eran cuadros de cartón de niños de tamaño natural, los cuales puso cerca de la calle.

Además de publicitar su negocio, los letreros tuvieron otro efecto. Los automovilistas pensaron que las figuras recortadas eran niños reales y comenzaban a bajar la velocidad. Ahora Miguel vende niños de cartón a aquellos padres que quieren que los conductores que pasan por sus áreas bajen la velocidad. Miguel dijo: «En verdad esperamos que algunos de nuestros letreros ayuden a controlar la velocidad en los vecindarios por todo el país».

Los padres se esfuerzan por proteger a sus hijos del peligro físico. Pero también hay otros peligros. A Salomón, el autor de Proverbios 1, le preocupaban las personas que pudieran representar un peligro espiritual para su hijo. Le advirtió a éste acerca de aquellos que le engañarían para hacer el mal (vv. 10-14) y le dijo:«No andes en camino con ellos. Aparta tu pie de sus veredas, porque sus pies corren hacia el mal» (vv. 15-16).

Necesitamos proteger a nuestros hijos enseñándoles la Palabra de Dios y capacitándoles para que eviten las malas influencias. Las calles muy transitadas son peligrosas para nuestros hijos, pero la atracción hacia un camino de maldad es muchísimo más peligrosa. -AMC

Fuente:
http://www.rbc.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: