¿Raíces o retoños?

by

Lectura: Mateo 13:1-9
En la vida de los árboles, una clave para la supervivencia es tener más raíces que retoños. En su libro Oak: The Framework of Civilization (El Roble: El marco de la civilización), el autor William Bryant Logan dice: «Si un árbol tiene muchas hojas en las ramas y pocas raíces, probablemente tendrá una madera débil y vivirá poco tiempo . . . ; pero si echa muchas raíces y añade retoños con mayor lentitud, probablemente tenga una larga vida y sea resistente a las tensiones y a las presiones».

Las personas y las organizaciones pueden ser como los árboles. La carrera hacia el éxito es emocionante, pero todo lo que haga brotar retoños con mayor rapidez que echar raíces será frágil y estará en peligro de romperse, caer o morir.

Jesús usó una analogía similar en Su parábola del sembrador. Las personas que oyen la Palabra y la reciben con gozo son como la semilla plantada en pedregales; brotan rápidamente pero sólo perduran por un poco de tiempo porque no tienen raíces (Mateo 13:5, 20-21).

Las raíces no son bonitas en absoluto, pero son la fuente de nuestra fortaleza. Si nuestras raíces llegan a lo profundo en el conocimiento de Dios (Jeremías 9:24) y nuestras vidas están escondidas con Cristo (Colosenses 3:3), seremos fuertes, resistentes a la plaga y tendremos mayores probabilidades de sobrevivir a las tormentas de la adversidad.

¿Cuán profundas son tus raíces? -JAL

Las raíces de la estabilidad provienen de estar bien cimentados en la Palabra de Dios y en la oración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: